Barcelona, entre letras y pétalos

Por Jazmín Román y Marlene Góngora

Desde cualquier punto de la ciudad, el ojo enfoca una única combinación posible típica de un 23 de abril. Una Barcelona atiborrada se sumerge entre libros y rosas, centenares de personas y banderas catalanas que flamean en casi todas las esquinas. El día de Sant Jordi, patrón de Catalunya, es motivo de celebración y festejo por la cultura y el amor.

Desde las primeras horas del día, la ciudad comienza a prepararse. En cada esquina hay un punto de venta de rosas rojas y cientos de stands de toldo blanco, algunos decorados con el rojo y amarillo de la bandera catalana, adornan las calles desde el Passeig Sant Joan hasta la Rambla de Catalunya. Van rellenando sus espacios con diversos libros, más de 300 autores se preparan para firmar sus ejemplares y otros se dedican a armar el escenario donde leerán sus poesías para niños. Es una auténtica fiesta, que con los años ha adquirido un tono reivindicativo de la cultura catalana, y se ha vuelto cada vez más conocido a nivel internacional. Este día es tan especial que el gobierno catalán ha iniciado ya los trámites ante la Unesco para que se adopte como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Bajo los tenues rayos del sol de abril, cientos de familias y turistas salen a la calle, algunos con motivo de festejo del día más romántico de Catalunya, otros con el objetivo de conocer a su escritor favorito, dispuestos a hacer largas colas para que les firmen sus libros. La Rambla de Catalunya y el Passeig de Gràcia son las avenidas más transitadas y donde se encuentran las editoriales más importantes. Se vuelve una auténtica odisea acercarse a los escritores y celebridades más reconocidos, como Jordi Cruz, David Trueba, Bel Olid y Xavier Aldekoa. Una vez más, la Casa Batlló de Gaudí es una de las imágenes protagonistas, con sus balcones vestidos de pétalos rojos. Para Monserrat Anglès González, dueña de la Librería Ágora, esta es su primera vez en Sant Jordi y la fiesta representa una oportunidad de venta. “Me gusta mucho, hay muy buen ambiente, siempre se ha concentrado mucho en el centro y ahora hace unos años que lo hacen un poco más alejado”, asegura González desde su stand en Passeig Sant Joan.

El día asoma una oportunidad para todos. Los jóvenes estudiantes aprovechan para recaudar fondos para sus viajes de campamento. Como cada año, un grupo de boy scouts de Viladecans acuden temprano a Mercaflor para adquirir las flores que venderán ese mismo día en diferentes puntos de la ciudad. Otros estudiantes prefieren ofrecer un show improvisado de baile con globos y rosas para llamar la atención de los ciudadanos. Pero no se trata solo de vender libros y rosas. Barcelona se llena de actividades, como música en vivo y la jornada de puertas abiertas de los espacios emblemáticos de la ciudad. Escenarios ubicados a lo largo de la ciudad animan a los asistentes con canciones de amor, rock y algún que otro baile regional. Los más pequeños se acercan a la lectura de cuentos, otros prefieren escuchar fragmentos de poesías, mientras los más animados disfrutan de shows de baile. La leyenda del dragón cobra vida en cada bolsa de libros, posters y separadores.

La escritora Grela Bravo pasea por La Rambla con la rosa roja que le regaló su hijo. Es la séptima vez que participa en la firma de libros en Sant Jordi. “Para mí es el día más bonito del año en Barcelona, es una celebración muy especial, siempre hace buen día y se llena la calle de libros y de flores”, expresa la autora de Las mujeres que crean, un recorrido por 25 mujeres vinculadas al mundo de la cultura, el arte, la ciencia y el deporte. Para el escritor Graco, este es su primer Sant Jordi. Hizo todo el camino desde su Chile natal para presentar El legado de los sueños en el stand de Caligrama, la editorial de autoedición de Random House. “Para mí es un sueño cumplido. Subí tres peldaños en mi camino”, sostiene.

Una fiesta tradicional que pone a Catalunya ante los ojos del mundo y promueve el intercambio multicultural. Sant Jordi, como cada año, sorprende a turistas por su gran convocatoria y envuelve a Barcelona de optimismo cultural.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s