El cruce del viaje eterno y el momento

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por Miriam Lazaro

Un libro es el eterno viaje. Despliega el tiempo en un instante y rompe la cruda ley del reloj.  La rosa es el momento. Su condición única y perecedera es la razón de su belleza. Sant Jordi une lo absoluto y lo efímero. En medio del bullicio, del caos, de la ciudad multicultural en su máxima expresión.

Este cruce se expresa en los instantes de quietud generados por la lectura. Los transeúntes se congelan ante el encanto de las letras. El segundo se expande. La mente habita otro tiempo, y, contra toda autoridad, es capaz de evocar una y otra vez aquello efímero. Personas, épocas, vidas, perennes en papel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s